¿Qué es el TDAH?

13.12.2020

El TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad)


El trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Es uno de los trastornos más comunes en los niños e incluso en la adolescencia. Afecta al 5% de la población infantil y al 2,5% de los adultos. También se debe prestar atención a la naturaleza crónica de esta enfermedad. Esto a largo plazo significa que el tiempo de tratamiento es muy prolongado y aproximadamente el 50% de los niños con este trastorno continuarán recibiendo tratamiento en la edad adulta. 

¿Qué es el TDAH?

    Cuando hablamos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, nos referimos a un trastorno de propiedades neurobiológicas (este trastorno forma parte del estudio de la biología del sistema nervioso central), que se originó en la infancia. El TDAH presenta síntomas que incluyen atención insuficiente, hiperactividad e impulsividad, además, a menudo presenta comorbilidades (la coexistencia de dos o más enfermedades en la misma persona, generalmente relacionadas con otras enfermedades o trastornos). "Para obtener un diagnóstico adecuado" es fundamental evaluar los principales síntomas que mencionamos anteriormente (déficit de atención, hiperactividad e impulsividad) y valorar si se presentan: 
  • Antes de los 12 años
  • Teniendo en cuenta la edad y la etapa de desarrollo del niño, su frecuencia e intensidad deben considerarse normales. 
  • Daños graves o interferencia con el desempeño del niño en dos o más aspectos de la vida diaria. 
  • Entre estos aspectos, podemos mencionar el entorno escolar, social o familiar. 
  • No son causados ​​por otros factores médicos, medicamentos o alguna otra sustancia. 

Si se sospecha que un niño pequeño puede mostrar signos, para diagnosticar el TDAH, es necesario que el niño tenga más de 6 años. Esto demuestra que los primeros signos de esta enfermedad comenzaron a aparecer en la edad escolar, es decir, cuando comenzaron a aparecer dificultades en el desempeño y las relaciones con los compañeros.

Diferentes tipos o manifestaciones de TDAH 

Los síntomas centrales como (atención insuficiente, hiperactividad e impulsividad) son independientes entre sí. Además, deben tenerse en cuenta las diferencias individuales entre diferentes casos, porque no todos presentan los mismos síntomas o la misma intensidad. Entre la diversidad de manifestaciones de esta enfermedad, se han establecido las siguientes manifestaciones: El TDAH es principalmente un déficit de atención. El TDAH es hiperactivo y / o impulsivo. TDAH y la combinación de tres síntomas centrales 

Causas del TDAH 

En la actualidad, la causa de este trastorno no está clara. De hecho, la investigación parece mostrar que no existe una causa única, pero su aparición se debe a la interacción de factores genéticos, ambientales y psicosociales.

 Factores genéticos 

Este puede ser el factor más importante en la aparición del TDAH. La investigación con miembros de la familia, niños adoptados y hermanos gemelos parece apoyar la importancia de la composición genética en el desarrollo de esta enfermedad. Las estimaciones existentes determinan que el 76% de las causas se pueden atribuir a factores genéticos. 

Factores psicosociales 

Si bien estos factores no se consideran determinantes de la aparición del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, sí están relacionados, especialmente en términos de intervención. Entre estos factores, podemos mencionar: 

  • La familia y sus antecedentes (estrés, problemas familiares) 
  • Interacción entre padres e hijos 
  • La interacción entre igualdad. 

factor ambiental 

Estos factores determinados ambientalmente se consideran factores de riesgo para la aparición de enfermedades y están relacionados principalmente con el parto, el embarazo y la primera infancia. 

Estos factores ambientales incluyen: 

  • Parto prematuro 
  • La presencia de encefalopatía hipóxico-isquémica. 
  • Bajo peso al nacer 
  • La madre fumaba y bebía alcohol durante el embarazo.

Síntomas del TDAH 

Como ya hemos comentado, hay tres síntomas centrales del déficit de atención y la hiperactividad, a saber: falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Estos síntomas principales pueden aparecer de forma independiente o en diversos grados, según la situación que queramos afrontar. Para comprender este trastorno con más detalle, desarrollaremos estos síntomas centrales por separado. 

Hiperactividad

Este puede ser uno de los síntomas más fáciles de reconocer. Las personas con TDAH se manifiestan como: 

  • Hacer ejercicio en momentos inapropiados. 
  • Es difícil quedarse quieto.
  •  Hablar demasiado. 
  • Emite un sonido continuo incluso cuando realiza actividades tranquilas 
  • Dificultad para relajarse 
  • No completó ninguna actividad de cambio Voluble. 

Aunque los síntomas pueden variar según la etapa de la vida, para niños y adultos se mantendrá la descripción de los síntomas. 

Déficit de atención

Si antes hablamos de hiperactividad (que puede ser el síntoma más reconocible en los niños), cuando hablamos de falta de atención, encontraremos los fenómenos más complejos. Las características de las personas con atención insuficiente son: 

  • Es difícil vigilarlo. 
  • No prestar atención a los detalles. 
  • Hay dificultades para completar la tarea. 
  • Dificultad para seguir instrucciones y órdenes. 
  • Distraído fácilmente 
  • Evita actividades que requieran atención a largo plazo 
  • Cambia la conversación con frecuencia. 
  • Difícil de seguir las reglas. 

Debido a los mayores requisitos cognitivos, este síntoma generalmente comienza a descubrirse durante la escuela. Generalmente, se puede mantener durante la adolescencia y la edad adulta. 

Impulsividad

Nos enfrentamos a los síntomas menos comunes de estos tres. Se refiere a la dificultad de pensar antes de actuar. Esto puede hacer que la persona viva en una situación peligrosa o de conflicto. Cuando una persona muestra impulsividad, sus características son: 

  • Impaciente
  • No piensa antes de actuar 
  • Molesta con sus actos a los demás 
  • Muestra reacciones arrogantes, espontáneas y dominantes. 
  • La tendencia a tocar todo 
  • Frecuencia de conflictos 

Cuando hablamos de comorbilidades, nos referimos a una situación en la que el TDAH se presenta junto con otro trastorno. Este hecho es muy común en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, y la proporción de comorbilidades es del 70%. Pueden aparecer las comorbilidades más frecuentes: 

  • Trastornos de la conducta ansiedad 
  • Trastorno de oposición desafiante 
  • Trastornos del estado de ánimo contracción nerviosa 
  • Trastornos de aprendizaje

"Cuando el TDAH está relacionado con otro trastorno, generalmente implica complicaciones en el diagnóstico, la evaluación y la respuesta al tratamiento".

Diagnóstico del TDAH

Con la información que ya ha compartido este artículo, queda claro que estamos hablando de un trastorno aparentemente heterogéneo, lo que significa que es de difícil diagnóstico. Para obtener un diagnóstico correcto, es necesario encontrar un profesional para la preparación adecuada (psiquiatra, neuropediatra, neurólogo, pediatra o psicólogo). En la evaluación realizada por profesionales médicos, encontraremos las siguientes partes. Entrevistas clínicas en las que los profesionales sanitarios obtienen información de los pacientes o, en el caso de los menores, de los padres. La información recopilada es: Historia perinatal La presencia de otras enfermedades. Síntomas Posible historia familiar 

La exploración física

En este sentido puede dar lugar a la exclusión de otro tipo de pacientes críticos que sufren de síntomas de la enfermedad. Por ejemplo, podemos dar un ejemplo, en ausencia de suficiente atención a la situación, es necesario excluir la deficiencia auditiva. 


Comorbilidad

Como hemos visto, la Comorbilidad de TDAH y otras complicaciones del trastorno es alta, y por lo tanto, es necesario llevar a cabo una evaluación detallada a este respecto, sobre todo con el fin de recomendar el tratamiento más adecuado. 

Evaluación psico-educativa 

También hay que analizar un problema de aprendizaje puede estar presente. Para evaluar el rendimiento académico, por lo tanto, debe llevarse a cabo con la ayuda de un equipo de su educación 

Escalas e instrumentos de diagnóstico 

Como complemento de la evaluación clínica y para refinar aún más el diagnóstico, se pueden utilizar algunos procedimientos, como: Escalas específicas para evaluar el TDAH; Escala psicopatológica general; Entrevistas estructuradas y semiestructuradas; Pruebas de neuropsicología e inteligencia; sumadas a Otros exámenes complementarios. Los Tratamiento del TDAH Como la mayoría de las intervenciones, deben ser individualizada y multimodal. Es necesario hacer del paciente el centro del método de tratamiento, teniendo en cuenta sus necesidades personales y familiares. La intervención multimodal tiene como objetivo reducir los síntomas y las complicaciones provocadas por los trastornos y sus efectos negativos sobre la calidad de los pacientes y su entorno. La terapia multimodal o combinada implica tres tipos de intervenciones que pasamos a describir de una forma más detallada.

Tratamiento medico "Farmacológico"

Este es un tratamiento que debe ser prescrito por un experto, lo que implica que se debe considerar lo siguiente antes de recomendar su uso: Considere los síntomas que aparecen en el paciente; Comorbilidades o enfermedades relacionadas; Las actitudes de las familias y los pacientes hacia el consumo de drogas; Falta de respuesta a la medicación previamente tomada; Duración del efecto del tratamiento. El objetivo principal de la terapia con medicamentos es reducir los síntomas centrales para mejorar la calidad de vida de los pacientes. También están tratando de reducir las complicaciones causadas por el TDAH, como la disminución del rendimiento escolar. Entre los medicamentos más utilizados, podemos distinguir: 

  • Terapia estimulante: estimula el sistema nervioso central reduciendo la recaptación de dopamina y norepinefrina y aumentando la concentración en el espacio presináptico.
  •  Tratamiento no irritante: inhibe la recaptación de norepinefrina y actúa sobre la dopamina a nivel cortical. Actualmente, la duración de la intervención farmacológica depende del desarrollo del paciente. En algunos casos, el tiempo de descanso se suele determinar con el consentimiento del médico, el paciente y la familia. Estas situaciones son: 
  • Período de ventana: 15 días sin tratamiento cada dos años. Su propósito es evaluar la necesidad de mantener este tratamiento. 
  • Vacaciones terapéuticas: En algunos casos, durante las vacaciones de verano, la familia puede pedirle al médico que no tome el medicamento. 
  • Días olvidados: si olvida el día en que tomó el medicamento, puede usar este dato para comparar los días en que toma el medicamento y cuando no lo toma. 

Psicoterapia 

La terapia no solo es adecuada para los pacientes en cuestión, sino también para su entorno, y su finalidad es reducir las consecuencias de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. Las intervenciones que se pueden implementar incluyen: 

  • Terapia de conducta cognitiva. 
  • Habilidades de autocontrol 
  • Técnicas de resolución de problemas 
  • Entrenamiento de habilidades sociales 
  • Intervención con padres y familiares 

Terapia psicoeducativa 

Este tratamiento está diseñado para satisfacer las necesidades educativas de los pacientes, promover su mejor desempeño en las actividades escolares y mejores resultados de aprendizaje. Los niños aprenderán a compensar sus defectos mejorando sus habilidades. En este tipo de intervenciones, la participación del personal del centro es fundamental, ya sea en términos de formación y adquisición de conocimientos sobre el TDAH, o en términos de actividades y métodos de desarrollo, los niños pueden aprender mejor. En las medidas de intervención de educación psicológica, encontramos : 

  • Expectativa: La capacidad de prepararse al iniciar una actividad
  • Plan: Trate de establecer los pasos necesarios para realizar cualquier actividad que el niño pretenda realizar. 
  • Seguimiento: la capacidad del niño se utiliza para evaluar su crecimiento o la forma en que completa las tareas, a fin de corregir posibles errores en su desempeño. Organización: Por ejemplo, la organización de las tareas diarias. 
  • Evaluación: Ajuste el método de evaluación para que al niño le resulte más fácil completar la prueba. 
  • Establecer rutinas: Esto ayuda a los niños a adaptarse al funcionamiento normal de la clase. 

Principales características de las personas con TDAH 

segmentadas por edad.

Al final de este artículo, hemos enumerado las principales características de las personas con TDAH con la variable en edades. 

TDAH Infantil 

  • Entregar tareas sin terminar Tareas o poco organizadas 
  • Hablar impulsivamente 
  • Sigue interrumpiendo 
  • A veces pueden ser radicales 
  • Se distraen con facilidad 
  • Pueden exhibir un comportamiento destructivo 
  • Difícil de aceptar reglas y tareas 
  • No puede esperar el turno 
  • A menudo les cuesta pensar antes de actuar. 
  • Dificultad para establecer orden y prioridades
  • Cosas perdidas u olvidadas 
  • Al hablar con ellos, parece que no están atentos 
  • A menudo se levantan de sus asientos 
  • Movimiento frecuente de manos y pies. 

TDAH en Adolescentes

    • Dificultades de concentración
    • Evitan tareas que requieren un esfuerzo atención prolongado
    • Puede existir incapacidad para permanecer quietos
    • Puede aparecer onicofagia
    • Pueden interrumpir con frecuencia invadiendo el espacio de los demás.
    • Déficits en las habilidades sociales
    • Falta de organización y planificación
    • Poca integración en el grupo de iguales
    • Pocos amigos
    • Frecuentes cambios de humor

TDAH en Adultos 


  • Actividad continua( constante)

  • Sobrecargado en horario 
  • Eligen trabajos que requieren más ocupaciones 
  • Pueden ser adictos al trabajo 
  • Problemas de concentración 
  • Incapacidad para organizar tareas y trabajar. 
  • Difícil de completar el proyecto 
  • Gestión del tiempo 
  • Olvidan las cosas fácilmente 
  • De repente terminaron su relación con otras personas
  • Cambios de trabajo constantes 
  • Con ganas de realizar actividades extras
  • perdidas de control / fuera de control 
  • Conducción temeraria o constantes infracciones de trafico
  • Es más fácil consumir toxinas. 

"Este articulo fue escrito por el cuerpo de profesionales de fadetea"